Historia

El Club Náutico Dos Mares, se fundó en el año 1968, es una Asociación privada deportiva, constituida para el fomento de la cultura y de las actividades deportivas que tienen el mar como medio.

Se encuentra en el municipio de Cartagena, a una distancia de 5,8 millas del Puerto Deportivo Tomas Maestre y a 1,7 millas del Puerto Deportivo La Isleta.

Emplazado en una bahía protegida por la Isla del Ciervo, el club da la espalda a una colina rocosa, abriendo todo su frente meridional hacia una explanada ligeramente elevada sobre el nivel del mar.

El club Náutico Dos Mares esta construido por el arquitecto Antonio Bonet i Castellana.

Los ambientes se suceden a lo largo de dos ejes perpendiculares de circulación. Desde el aparcamiento, una escalera desciende hasta un vestíbulo vigilado por la conserjería. El área de estar se comunica directamente con una sala y patio de juegos y con el restaurante, desde el que se accede a un bar exterior. En otra terraza, algo más baja, dos paraguas de hormigón armado proporcionan un agradable espacio de sombra durante del día, a la vez que permiten acotar, resguardado del viento de levante, un recinto para los eventos nocturnos. En el extremo occidental, un patio de servicio organiza la cocina y la zona de aseos y vestuarios. Completan el programa los almacenes y los terrenos deportivos.

Todos los espacios del edificio están unificados visualmente por una cubierta plana sostenida por delgados pilares metálicos que siguen una trama modular. La horizontalidad de esta cubierta blanca y del plano del agua, en contraste con el perfil sinuoso de los montes lejanos, y con el contrapunto de los grandes parasoles de hormigón, contribuye a enmarcar las extraordinarias vistas del Mar Menor, que Bonet quiso incorporar a todas las dependencias del edificio, induciendo así al disfrute sensorial desde cada uno de los ambientes del club.

Está ubicado en el corazón de la Manga del Mar Menor, un caprichoso enclave orográfico que ha venido siendo uno de los símbolos que mejor identifican el litoral murciano como enclave turístico: un cordón extendido a lo largo de, aproximadamente 24 Km. entre Cabo de Palos y la Punta del Mojón.

 

La Manga es un peculiar lago de agua salada de 73 kilómetros de costa interior y una superficie aproximada de 170 Km2, separada del Mediterráneo por una barrera de arena y con unas aguas cálidas que permiten disfrutar de ellas durante todo el año.

El club Náutico de La Manga (Dos Mares) fue escenario de las pruebas realizadas con el primer optimist de fibra de vidrio fabricado en España.

El prototipo, fabricado en Cartagena, tardó tres meses en hacerse y pretendía reducir considerablemente el peso de las embarcaciones que compitan de madera contrachapada.

Según el promotor de la idea, Enrique Martínez, el prototipo fue construido con los planos que le entregó el vicepresidente de la Asociación Nacional de Optimist, Rubio Maestre, tras una conversación que mantuvieron en una regata en La Manga.

Una vez que el modelo pase las pruebas de homologación pertinentes tienen previsto realizar una fabricación en serie con un coste de once mil quinientas pesetas la unidad.

Para Martínez, el éxito del negocio está asegurado ya que…

 

“Pese a que es más caro que el de madera, en serie se reduce la mano de obra. De madera se tardaba tres meses en construirlo y de fibra ahora cada semana saldrá uno”.

 

Tanto el Mediterráneo como el Mar Menor permiten la práctica de un sinfín de actividades lúdico-deportivas, sin olvidar las bondades que presentan los fondos marinos, únicos en nuestro país por su abundancia y diversidad de fauna y flora.

Extensas playas de arena blanca y las excepcionales condiciones climatológicas de la zona con unos 315 días de sol al año y 18°C de temperatura media anual hacen de este Club un lugar privilegiado en el mundo.

Les damos la bienvenida y les deseamos una ¡buena travesía! a lo largo de nuestra página Web